Programa FE
#MiParroquia

Parroquia San Nicolás De Bari, CABA

> nuestra misión / Mi parroquia / Parroquia San Nicolás De Bari, CABA

“Somos Lucía Lorenzo y Jacinta Nogués, y una de las cualidades más llamativas de nuestra parroquia es la gran cantidad de jóvenes que participan. Nuestro desafío es recibirlos, dándoles el espacio que merecen, y haciendo que ellos también se animen a generar un lugar donde otros se sientan acompañados. En estos últimos años pasaron de ser "los que hacen ruido en el subsuelo" a los que se preocupan por hacer de la parroquia una Iglesia llena de vida en todos sus aspectos.
Les preguntamos a algunos de ellos cómo describirían a la parroquia y qué lugar le dan en su vida. Esto, fue lo que nos dijeron:


´La parroquia es un lugar que tiene sus puertas siempre abiertas para compartir la Fe en comunidad. Es una casa en la que Dios se hace presente en cada una de las personas que forman parte. Es familia, refugio abierto a todos; lleno de amigos para compartir la Fe, tanto en las risas como en los momentos difíciles.´


´Los jóvenes están llenos de alegría. Con muchas ganas, intentan vivir en el amor de Jesús y llevarlo a los demás. San Nicolás es la Iglesia dónde aprendemos a vivir en comunión y mirar al otro con los ojos de Dios.´


´La parroquia es un lugar de crecimiento y pertenencia, donde uno se siente cómodo y va conociendo nueva gente. Más que nada es un lugar en el que nos encontramos con Jesús, porque es una casa donde Dios está en cada una de las personas que la forman.´


´Es uno de los mayores pilares de nuestras vidas, es donde uno puede descansar, apoyarse, motivarse, ser feliz, acompañar, compartir. Nos ayuda a seguir creciendo en nuestra Fe y nos acerca cada vez más a Jesús. Gracias a la comunidad, las distintas actividades y los espacios que se generan, eso es posible.´


De esta forma, la parroquia San Nicolás de Bari de la Arquidiócesis de Buenos Aires, es un lugar donde convergen las emociones de la comunidad de Dios: alegrías, tristezas y esperanza son compartidas, reflexionadas y entregadas. San Nicolás se vuelve algo mucho más importante que sólo un lugar físico, es una comunidad de personas que se unen con el fin de hacer el bien. Lo que nos une y pone a todos en el camino hacia un mismo objetivo, es el amor de Jesús. Tenemos grupos de Noche de Caridad, misiones de más de 100 personas, grupos que van desde los 6 a los 35 años, y momentos de encuentro todos los 25 del mes, dónde se reciben peregrinos que caminan hacia nuestra madre María del Rosario.


Somos conscientes de que todavía nos queda mucho camino por recorrer y diversas cosas por aprender y trabajar, pero sabemos, confiados en María, que nos encontramos en la dirección adecuada, siendo la fe y el amor nuestro motor y guía.”