Programa FE
#JesusBuenPastor

Curas de nuestras diócesis recuerdan la época del seminario

> #JesusBuenPastor / Curas de nuestras diócesis recuerdan la época del seminario

En el marco de la Campaña Nacional #JesusBuenPastor, Programa FE conversó con diferentes sacerdotes sobre sus experiencias en épocas de seminario, y logramos escuchar diversas y ricas experiencias de aquellos momentos tan significativos en la vida de nuestros pastores. “A los 18 años ya venía haciéndome la pregunta de si quería ser sacerdote, y en ese momento decantó muy fuerte en mí la decisión de ser alguien que anunciara la presencia de Dios. Ahí es que decidí entrar al Seminario para cumplir mi sueño de manifestar la buena noticia de Jesús”, reflexionó Guillermo Caride, Obispo Auxiliar de San Isidro. Por su parte el Padre Máximo Jurcinovic nos contó que “la parroquia, la misión y la familia fueron los lugares donde empezó a surgir el deseo de seguir a Jesús. Cuando ingresé al seminario tuve la gracia y el acompañamiento para poder discernir ese llamado y un día ser ordenado sacerdote. El sacerdocio es un camino que se elige y un camino para el cual nos tenemos que formar”.
El Padre Martín Bernal recordó que “en marzo de 1984 entré al Seminario de Morón y fue uno de los días más felices de mi vida. Allí comencé un camino de vida y de vocación del cual estoy muy agradecido. Realmente pude compartir con pastores que me han dado lo mejor, que me han llenado el corazón”.

El Padre Mariano del Río de la Parroquia Sagrada Familia de Haedo nos contó que "a los 17 años tuve la alegría de poder encontrarme con Jesús, conocer que me buscaba, que me amaba, y seguirlo a Él era ser plenamente feliz. A partir de eso empezó un camino en el que comencé a conocer lo que era seguirlo, estar en la parroquia, transmitir especialmente la buena noticia de Jesús a los jóvenes, y ahí descubrí que estaba mi vocación. La vocación de ser amado por Dios, y con tanto amor de Dios tratar de que los demás también lo puedan experimentar". Otro que habló de esos primeros momentos fue el cura diocesano de Zárate Campana, el Padre Gabriel: “La experiencia pastoral de los sábados durante el primer año del seminario fue en el hogar de la Madre Teresa de Calcuta en Zárate, y al año siguiente, comenzando ya la parte de filosofía en San Isidro, vino un cura a predicarnos y nos habló del Cura Brochero. Agradezco siempre estas dos primeras experiencias”. Por último, el Padre Francisco Peña de la Parroquia Espíritu Santo de San Isidro no contó que “haber entrado al Seminario para mi significó dar ese primer sí. Sí quiero seguirte, sí quiero entregar mi vida para servir en esta iglesia diocesana concreta en la que me llamaba el Señor. Con esa alegría y entusiasmo poder ser de Él y experimentar esa paz profunda de saber que Él me llamaba a ello”.

Programa FE visibiliza el servicio y la generosidad de nuestros pastores, y en esta semana tan especial rezamos por ellos.